fbpx
100% entusiasmo
07 Mar 2014

100% entusiasmo

Todo es posible cuando uno realmente quiere.

07 Mar 2014

Todo es posible cuando uno realmente quiere. A veces, si algo no resulta como deseamos–mejor dicho, como pensamos que deseamos–, solemos trasladar la responsabilidad a la vida, a la naturaleza, a cualquiera menos a nosotros mismos.

Pero si nos fijamos bien, puede ser que simplemente nos haya faltado entusiasmo. Puede ser que no deseáramos de verdad aquella conquista. Y no se trata sólo de afirmar que el deseo existe: hay que sentirlo, vivirlo, respirarlo, tenerlo presente cada instante, no dejar que se pierda ni salga de nuestro foco.

En este mundo lleno de estímulos, mantener el foco en una sola cosa no es tarea sencilla; sin embargo, a muchos les gustan más los desafíos que aquello que viene con facilidad. Si sos una de estas personas, recordá que la llave para superar los desafíos –más allá del foco– es cultivar el entusiasmo. Este es un ingrediente esencial en cualquier receta para el éxito.

Una persona entusiasmada lo puede todo. Pero no entendamos esa característica sólo como algo que debe estar presente en función de un objetivo que se quiere conquistar. Se trata del entusiasmo espontáneo, que impregna cada micro-acción de nuestra vida diaria, desde el momento del despertar.

¿Y, de dónde surge ese entusiasmo? Hay muchos factores involucrados: si el individuo hace lo que le gusta; si se relaciona con personas con las que tiene afinidad; si genera las condiciones para producir más que lo que su jefe, su madre, su pareja o el mundo le pide; si se sitúa en el lugar que le corresponde. O sea: si es dueño de su propia vida. Cuando lo logra, es decir que hace sus propias elecciones en todo, el entusiasmo surge naturalmente.

Es cierto que todos tenemos altos y bajos, pero ¿será posible desarrollar entusiasmo en forma voluntaria? Sí, el entusiasmo puede ser una constante generada por decisión propia. ¿Cómo? Haciendo lo que nos gusta o, si no es posible, procurando que nos guste más lo que hacemos; no dando lugar a que otros interfieran en nuestras elecciones; seleccionando con más frecuencia cosas, personas y situaciones placenteras. En fin, permitiéndonos estar satisfechos y manteniendo ese estado por medio de acciones.

¡Definitivamente, los que mantienen el entusiasmo “prendido” por más tiempo son los que lo pueden todo!

Comentarios

comentarios

Leave a comment
More Posts
Comments
Comment
×