Blog

mayo 2017

Viewing posts from mayo , 2017

Un segundo por día

Este artículo forma parte de la serie 100 maneras de desarrollar alta performance en la cual te propongo incorporar el Método DeRose a tu vida cotidiana. Si estás leyendo, es porque tal vez ya estés en contacto con nuestro Método, o al menos tenés interés en descubrir cómo potenciar todo lo que hagas: el trabajo, los estudios, tu deporte… ¡la vida!

Practicamos una filosofía que busca la evolución, ¿qué mayor placer que el de desafiarnos a hacer las cosas de un modo diferente?

13 de 100 | Un segundo por día

Comience permaneciendo sólo un segundo el primer día, dos segundos el segundo día, tres segundos el tercero, cuatro el cuarto y así sucesivamente. De esa forma, cuando complete un año, estará permaneciendo cerca de 365 segundos.

Esta última norma se basa en el adagio que nos enseña un principio muy simple. Si levantamos todos los días un becerro, dentro de algún tiempo estaremos logrando levantar un toro (pues el becerro va creciendo gradualmente y, con él, nuestra fuerza se va adaptando a su aumento de peso).

No obstante, tal procedimiento sólo funciona y sólo es seguro si el practicante es disciplinado y sistemático, no fallando ni un día. En caso de que tenga que interrumpir uno o más días, debe retroceder en su permanencia el número de segundos equivalente aproximadamente al de días durante los cuales no practicó.

Esta regla puede ser aplicada juntamente con la de permanencia para iniciantes 1 desde el conteo inicial hasta el de unos 60 segundos aproximadamente. Y puede ser acoplada a la regla de permanencia para veteranos a partir de ese límite.

Claro que se debe privilegiar el sentido común y, como siempre, jamás cometer exageraciones. Puede estacionarse por algunas semanas o hasta meses sin agregar otro segundo en determinada técnica más difícil y, entretanto, seguir ampliando la permanencia en otros más fáciles.

De cualquier manera, la regla de un segundo por día constituye, por sí sola, un dispositivo de seguridad que en cierta medida refrena el ímpetu de progresar a los saltos. Convengamos en que agregar apenas un segundo por día es bastante metabolizable para una persona que esté bien de salud, en el caso de la mayor parte de la técnicas corporales. No es con espasmos de dedicación como se conseguirá una buena performance, sino con regularidad, disciplina y lucidez.

Ratatouille francés (fácil)

¿Conocés el concepto de comfort food? Tiene que ver con la revalorización de la cocina casera, el retorno a los sabores tradicionales, una corriente que está cada vez más presente en las cocinas profesionales. Para nosotros, es también un poco “la comida de la abuela”.

Y esta receta, que es un clásico de la cocina francesa, en su versión más fácil de realizar, tiene el sabor especial de lo hecho en casa. La preparación rinde de 8 a 10 porciones, y es ideal para agasajar una mesa grande de amigos, en cualquier momento de la semana.

Si una persona es cruel con un animal, se considera crueldad,
pero cuando muchas personas son crueles con los animales,
especialmente en nombre del comercio, la crueldad se acepta
y, una vez que hay dinero de por medio,
será defendida por personas normalmente inteligentes.

Leonardo Da Vinci

VAS A NECESITAR

  • 2 berenjenas grandes
  • 2 cebollas medianas
  • 3 pimientos morrones medianos
  • 6 a 8 zucchinis medianos
  • 4 tomates grandes
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 hoja de laurel
  • 3 o 4 ramitas de tomillo
  • ¼  de taza de albahaca, cortada en tiritas
  • Albahaca extra para decorar
  • Sal y pimienta

PREPARACIÓN

  • Pelá las berenjenas y cortalas en cuadraditos del tamaño de un bocado. Cortá la cebolla en pedazos grandes, y también cortá los pimientos, los zucchinis y los tomates, todos del tamaño de un bocado. Los vegetales serán cocidos en partes, entonces hay que mantenerlos separados por ahora.
  • Entibiá una cucharada de aceite de oliva en una cacerola grande, con el fuego medio-alto. Sumá las cebollas y una pizca (generosa) de sal.  Saltá hasta que las cebollas estén blandas y comiencen a dorarse (unos 10 minutos). Adicioná los morrones y seguí cocinando hasta que estén blanditos (unos 5 minutos más). Transferí el preparado a un bowl limpio.
  • En otra cucharada de aceite de oliva, salteá los zucchini con una pizca generosa de sal, hasta que estén blanditos. Van a ser cerca de 5 minutos. Pasá los zucchinis cocidos al bowl con las cebollas y los pimientos.
  • Ahora, las berenjenas: saltealas en la sartén con dos cucharadas de aceite de oliva, hasta que se empiecen a ver translúcidas. Van a ser cerca de 10 minutos. Sumalas a los otros vegetales.
  • Mientras todo se va cociendo, vas a ver que se forma un glaseado marrón en el fondo de la cacerola. Si ves que se empieza a ennegrecer, bajá el fuego. Otra forma para que no se pegue es agregar ¼ de taza de agua entre cocciones y raspar un poquito el fondo. Agregá este líquido al bowl con los vegetales.
  • Por último, con una cuchara más de aceite de oliva, colocá los tomates, la hoja de laurel y las ramitas de tomillo. Cuando el tomate empiece a burbujear, raspá una vez más el glaseado del fondo del recipiente.  
  • Ahora, a juntar todo. Sumá los vegetales a la cacerola y revolvé hasta que quede mezclado. Bajá el fuego y cociná (el punto lo decidís vos, mínimo 20, máximo 90 minutos). La cocción más corta va a dejar los vegetales en pedazos más grandes y distinguibles, más tiempo en el fuego va a dar una consistencia más sedosa.
  • Antes de servir, quitá el laurel y el tomillo. Justo ates de sacarlo del fuego, espolvoreá la albahaca cortada.
  • Al servir, sumá albahaca fresca y aceite de oliva, rociando en cada plato.

Fuente:

Receta: www.thekitchn.com

Credito foto: http://www.rafaellasargi.com/my-stories/2014/2/18/ratatouille