Blog

abril 2017

Viewing posts from abril , 2017

De la mano

Me acuerdo que todas las noches, cuando era chica, mi mamá o mi papá me daban la mano antes de dormir. Sólo con el pedido, nombrando la palabra, y ahí estaba alguno de los dos. Todavía no entiendo cómo ni cuándo eso se tornó una costumbre, pero surgió y es algo que me acompaña hasta el día de hoy.

Darse la mano es más, mucho más que sólo ese acto. Darse la mano es sentir una compañía casi incondicional, es saber que hay alguien al lado en quien confiar.

Para mí, dar la mano también es ir de la mano. Significa ir caminando y por momentos ser guía y a veces ser guiado; y que me avisen si voy a tropezarme con algo, o si es mejor frenar y tomar otro camino.

Y es dar una mano, incluso sin tener que pedirla. Es saber que puedo contar con otras personas y ellas conmigo. Sin necesidad de decir nada.

Darse la mano es un acto sensorial. Es sentir el calor del otro cuando hace frío, es dar cariño y recibirlo, es juego y pasión, es amor y amistad, es un beso y una caricia.

Durante esos años de mi infancia, también llegaba el momento de soltarse; y esa era la parte más difícil. Aunque parecía que estaba dormida, no era así, y entonces cuando me daba cuenta que alguno de mis padres se alejaba, apretaba de nuevo su mano. Sabía que no iba a dormirme y que eventualmente iba a tener que soltar esa mano, pero también sabía que la noche siguiente volvería a estar ahí.

Awakening

 

Hace poco descubrí una música; tal vez ya la había escuchado en algún lado, pero no le había prestado atención. No fue amor a primera vista, sino que se fue construyendo y creciendo con cada reproducción, y eso es lo que más me entusiasmó. Conocer algo y saber de inmediato que me gusta, suele provocarme una sensación de prisa; que hasta se torna desagradable.

La etapa de enamoramiento es difícil de retomar cuando llega el momento de la realidad; por eso me propongo conscientemente prolongar esa etapa, pero nunca forzarla, ni mantenerla en un pico insostenible. En vez de generar una curva que asciende y baja de golpe, ir subiendo una escalera, escalón por escalón. Aunque no siempre se suba; muchas veces esa escalera tiene un rellano y hasta por momento se bajan escalones.

Ahora esa canción está en mi cabeza, repitiéndose una y otra vez. Elijo dejarla sonar y tomo de ella las cosas que me gustan; me motiva y entusiasma. Probablemente en un rato deje de escucharla, para prestarle atención a otra cosa y no inundarme por completo, ya que quiero que se quede conmigo por un largo tiempo.

¿Por qué fracasa la mayoría de las ideas?

En el mundo del emprendedorismo hay un dicho que dice que las ideas no tienen valor sin ejecución. Puede sonar un poco fuerte, pero es así.

No se trata de quitarle la importancia al proceso creativo y a pensar afuera de la caja. Ese tipo de actividades son de vital importancia para inspirar la innovación. Pero el llevar a cabo grandes ideas, convertirlas en realidad… eso es otra historia: como dijo Thomas Edison: Innovar es 1% inspiración y 99% transpiración.

Alguna vez escuche a DeRose, pedir que cualquier sugerencia para mejorar necesariamente tiene que venir acompañada de un ofrecimiento a llevarla a cabo.

El contexto que DeROSE Method proporciona es un ámbito ideal para emprender en ese aspecto; Se trata de una cultura que promueve el emprendedorismo, que proporciona herramientas técnicas para aumentar el foco y administrar las emociones y el stress.

En mi experiencia como desarrollador de software pasé por varias situaciones en las que me pidieron que firme acuerdos de confidencialidad (NDA) y me llevó un tiempo darme cuenta de lo innecesarios que son a veces.

Si la principal barrera de entrada a un negocio es que los competidores no lo conozca la competencia, entonces quizás no sea tan buena idea después de todo. Quienes vivieron durante los 90 seguramente recuerdan la proliferación de canchas de paddle en todo Buenos Aires. Las instalaciones eran tan poco costosas, y el mercado parecía tentador, pero a la larga la saturación de oferta llevó a la quiebra a casi todos los que quisieron emprender con esa idea.

Derek Sivers utiliza un enfoque más matemático para describir este problema. Si conseguimos ponerle un valor a una idea en una escala del 1 al 10, este valor no es más que un multiplicador en la formula Idea x Ejecución = Negocio.

A mí me gusta simplificarlo en los siguientes cuadrantes:

Visto así, la idea más brillante, con una pésima ejecución daría como resultado un negocio pobre, mientras que la unión de una idea brillante con una ejecución increíble, da como resultado algo muy interesante. Sentido común, ¿no?

Esa combinación de una buena idea y una buena ejecución son los principales ingredientes para lo que en el mundo del emprendedorismo se llama un Unicornio, debido a su rareza y lo inalcanzables que suelen ser.

¿Qué se necesita para una gran ejecución? Motivación (muchas veces esto parte de la idea), plan claro y objetivos (bajar a la realidad), equipo en sintonía (personas con quienes se comparte la visión y el trabajo de llevarla a cabo), foco (para no perdernos en el camino). Claro que hay muchos factores más que podemos considerar, pero ese es un buen comienzo.